Aprendizaje cooperativo

Kagan Structures round robin

 

“Hace unos años, en una mañana como ésta, lanzamos por primera vez nuestro bote al agua; el mar estaba calmo y el día era fresco y soleado. Mis tres compañeros y yo creíamos que iba a ser fácil navegar por este “mar del conocimiento”, pero muchas aventuras nos esperaban, así como dificultades, alegrías, retos; pero sobre todo, experiencia. Pronto nos dimos cuenta que navegar en alta mar no era lo mismo que surfear por sus orillas, y que para tener éxito y llegar a nuestro destino el trabajo en equipo era vital. Ahora preferimos aprender en grupo; si no sé algo mis amigos me explican y cuando ellos no saben yo les ayudo. Además nuestra amistad se ha fortalecido, hemos aprendido a escucharnos y ahora somos más tolerantes.”

Nuestros niños y niñas -a partir de tercer grado- “aprenden a aprender” y a desarrollar habilidades sociales, interactuando en grupos pequeños de cuatro estudiantes cada uno denominado grupos base. Es así como cada grupo ha construido su propia identidad gracias al trabajo cooperativo de sus miembros; todo grupo tiene pues su nombre, su lema, su emblema así como la responsabilidad de funciones individuales para cada uno de sus miembros.
El desarrollo de los grupos de base es responsabilidad de los directores de grupo quienes trabajan en conjunto con el departamento de Convivencia escolar. Las habilidades sociales constituyen el fundamento para la construcción de los valores en los estudiantes, así como del aprendizaje individual y grupal en las diferentes áreas del conocimiento.
Por su parte los pequeñitos -chicos y chicas de Prekinder a Segundo grado- trabajan en grupos informales cooperativos en torno a la “Alegoría del Viaje Espacial” construyendo poco a poco sus valores, imitando a sus modelos el “Capitán Monti” y a la “Capitana Monti” y compartiendo las aventuras de sus dos hijos Claire y Green Monti, quienes les revelan los secretos del capitán en su viaje por el espacio interestelar -que representa la vida-.